opiniones tfg tfm

Consejos para tu TFG / TFM o TESIS

Nuestro consejo para cualquiera que escriba un Proyecto Fin de Ciclo (PFC), Trabajo Fin de Grado (TFG), Trabajo Fin de Máster o Tesis es que identifique lo que buscan los examinadores, y luego les dé lo que quieren. Aunque se trata de una buena orientación, para que sea realmente útil es necesario profundizar en ella, así que investigué un poco. En primer lugar, llevé a cabo una revisión sistemática de la literatura sobre los exámenes de TFG para confirmar lo que los examinadores buscan al considerar un TFG. A continuación, estudié diferentes publicaciones e identifiqué consejos para redactar un TFG. He aquí un resumen de lo que encontré.

  1. Haz que tu proyecto sea una referencia para tu especialidad

En primer lugar, identifica la especialidad a la que contribuyes. ¿Escribes para los bioquímicos en general o para un subcampo? ¿Escribes para los historiadores del arte, aunque te apoyes en teorías de la psicología? Para saber qué se espera de ti, lee artículos y tesis bien escritos en tu especialidad, y utilízalos como modelo para tu propia redacción.

Si tu proyecto es inusual (quizás tu investigación es interdisciplinar o utiliza un método o enfoque único), puedes mejorarla justificando por qué te has desviado del patrón típico.

 

    1. Reescribe para que tu proyecto sea fácil de leer

Primero, escribe lo que quieres decir. Puede que no esté claro, así que después de hacerlo, intenta reescribirlo para asegurarte de que es fácil de leer. Es útil pedir opiniones. Averigua en qué aspectos el lector se siente confuso o enganchado, interesado o con dificultades, y utiliza este conocimiento para mejorar tu trabajo.

Antes de presentar tu TFG, también debes revisar los escritos que tus examinadores verán primero: probablemente el resumen, la introducción, la revisión bibliográfica y la conclusión. Lo más probable es que escribieras la reseña bibliográfica al principio de tu candidatura, cuando tu escritura estaba en su peor momento, así que vuelve a escribirla cuando tu escritura haya mejorado. Haz siempre una revisión exhaustiva para eliminar cualquier error de gramática, ortografía, formato y referencias.

Deja tu opinión sobre OPIONESTFGTFM.com en el cuadro de comentarios de abajo

  1. Haz que el proyecto sea fácil de entender

Los examinadores tienen que seguir tus ideas, por lo que necesitas un flujo claro tanto dentro de los capítulos como entre ellos. Recuerda que tus examinadores probablemente leerán tu TFG por partes a lo largo de varias semanas y puede que hayan olvidado lo que dijiste en el primer capítulo cuando lleguen al sexto, así que les vendría bien una ayuda para seguir tu hilo de pensamiento.

    1. Algunas herramientas útiles para ello son:

Resúmenes y revisiones al principio o al final de una sección o capítulo (En este capítulo primero… luego…);
Referencias hacia atrás y hacia delante en tu tesis (Ampliaré este punto en el capítulo seis…; Como dije en el capítulo dos…);

Párrafos con frases temáticas claras que exponen el punto principal que quieres exponer;
La repetición de términos de un párrafo a otro para demostrar la vinculación de las ideas (si un párrafo trataba de la “energía”, el siguiente debe mencionar la “energía” para mostrar la conexión);
Enlazar frases para mostrar al lector cómo se relaciona un párrafo con otros (empieza un párrafo con “Un primer método es…” y el siguiente con “Un segundo método es…”).

Para comprobar si tu TFG es coherente, pregunta a alguien si puede seguir lo que has escrito. Si se pierden y tienes que explicar lo que quieres decir, añade tu explicación a tu escrito.

Por encima de todo, tu PFC / TFG / TFM o Máster debe convencer a los examinadores.

Haz afirmaciones y conclusiones importantes en cada capítulo y aporta pruebas y citas convincentes para respaldar dichas afirmaciones

    1. Haz que tu proyecto sea convincente

Por encima de todo, tu TFG debe convencer a los examinadores. Haz afirmaciones y conclusiones importantes en cada capítulo y aporta pruebas y citas convincentes para respaldar dichas afirmaciones. Por ejemplo, no basta con concluir que “El aumento del C02 amenaza la nutrición humana”. También tienes que aportar datos, citas y razones por las que el lector debería estar de acuerdo. En caso de duda, pide a alguien que lea tus afirmaciones y comprueba si está convencido.

Deja tu opinión sobre OPIONESTFGTFM.com en el cuadro de comentarios de abajo

  1. Comprometete con la literatura de forma convincente

Tienes que justificar que tu investigación es original y necesaria, y puedes demostrarlo ofreciendo pruebas de la literatura sobre lo que ya se ha conseguido y sobre las controversias, ambigüedades y lagunas.

Convence a tus examinadores de que tu investigación contribuirá a tu especialidad aportando pruebas de la bibliografía sobre lo que ya se ha hecho y lo que queda por hacer. En tu revisión bibliográfica, presenta tus conclusiones sobre las principales ideas, temas y afirmaciones, y utiliza la bibliografía para respaldar cada una de tus conclusiones. No te limites a enumerar quién ha dicho qué.

En su lugar, expón la conclusión principal que el lector necesita saber y luego utiliza las referencias para respaldarla:

 

“Los cultivos que producen nuestra fuente necesaria de zinc y hierro tienen menores concentraciones de estos elementos esenciales cuando crecen en condiciones de mayor C02 (Thomas, 2012; Ying, 2013; Adelhardt 2016)”.

 

  1. Elige el enfoque correcto

También debes demostrar que tienes un método adecuado para abordar tu tema. Utiliza la bibliografía para justificar tu enfoque: ¿se basa en un enfoque establecido que funciona bien para tu tema de investigación, o tu tema exige un nuevo enfoque?

  1. Convence a tus examinadores de que tu trabajo es publicable

Expón tus conclusiones, pero también discute explícitamente sus implicaciones para la literatura de tu especialidad. Muestra cómo has confirmado o complicado, elaborado o rechazado, reivindicado o desacreditado lo que ya se había dicho (“He encontrado x, que es coherente con la investigación anterior, pero también he encontrado y, que da una nueva perspectiva sobre los efectos a largo plazo”). Sé explícito sobre cómo y dónde has hecho una contribución, y convence al examinador de que se trata de una aportación valiosa.